DOLOR CRÓNICO

El dolor crónico puede aparecer en cualquier parte del cuerpo y puede resultar incapacitante para el paciente e impedirle realizar actividades habituales.

¿En qué te podemos ayudar?

Al ser un dolor que se prolonga en el tiempo, puede acarrear consecuencias psicológicas en el paciente, pudiendo afectar directamente a su calidad de vida.

El objetivo de los programas de rehabilitación del dolor crónico es ayudar al paciente a volver al más alto nivel de función e independencia posible, al mismo tiempo que mejora la calidad de vida en general, físicamente, emocional y socialmente. Las técnicas de rehabilitación del dolor crónico ayudan a reducir el sufrimiento continuo de la persona y le permiten volver a realizar actividades que antes hacía. 

En concreto, hemos llegado a reducir un 80% el dolor provocado por artritis y artrosis en diferentes pacientes.

El masaje suave produce un efecto analgésico y relajante, estimula la circulación por lo que ayudará en el tratamiento de espasmos musculares, rigidez, tensión muscular, tendinopatías, artrosis y artritis.